Cómo elegir un buen cirujano para la operación

Ponerse en manos de grandes profesionales para una decisión tan delicada como realizarse una operación es la opción más acertada para garantizar resultados y evitar que aumenten los riesgos de que haya problemas indeseados.

La seguridad que brinda un médico debe ser cerciorada con antelación y podrá prestarte ventajas de las que deberás informarte:

Comoaumentarsubusto336x280
  • Tener garantías de calidad gracias a un cirujano titulado y con referencias de experiencia en el sector.
  • Contar con un equipo sanitario cualificado y de confianza
  • Seguridad para los casos de cirugías plásticas reparadoras y experiencia en ello con resultados satisfactorios.
  • Contar con quirófanos altamente equipados y preparados para cualquier eventualidad o complejidad que pueda darse en la sala de operaciones
  • Equipos adaptados a las últimas tecnologías al igual que el resto de instrumental médico (unidades de reanimación, preparación ante emergencias, internación…)
  • Cumplimiento de todos los requerimientos en el ámbito técnico, sanitario y legal según la normativa vigente.
  • Tener a plena disposición conocimientos médicos que aconsejen e informen de todos los aspectos necesarios para que se realice lo mejor para la paciente en todos los casos.
  • Contar con los medios que requieren todos los estudios necesarios (analíticas, técnicas de imagen…) antes de que se confirme que no hay riesgos para la intervención.
  • Realización de una buena historia clínica que conforme las bases legales y médicas de una intervención médica tan compleja como lo es la cirugía.
  • Proporcionar profilaxis postquirúrgica para disminuir aún más los riesgos de que algo no salga bien.
  • Certificaciones y titulaciones del quipo sanitario a plena disposición para que la paciente sepa en quién encomienda su seguridad sanitaria.
  • Establecer siempre un consentimiento informado para toda intervención o tratamiento, esto se requiere para que legalmente se tenga constancia de que la paciente ha sido informada de todos los riesgos posibles y ha consentido asumir lo que conlleva aceptar esa información para que luego no haya problemas legales si algo sale mal y fue advertido.
  • Establecimiento de perspectivas realista desde un primer momento, así como el ofrecimiento de alternativas y resolución de dudas de la paciente.

Leave a Reply