El nuevo aumento de pecho temporal

Recientemente ha salido a la palestra una innovadora alternativa para las mujeres que quieren aumentar sus senos pero no disponen de tanto dinero o les da miedo someterse a una operación. Pero ojo, pese a la gran diferencia de costes, este procedimiento puede llamar la atención pero ronda los 3000 euros.

¿Cómo se consigue este efecto? Aumentando el tamaño de los pechos de forma temporal (entre 2 o 3 días) mediante la inyección de solución salina que hincha las células de la zona, por lo que la relación duración-precio hace que la mayoría de las amantes de esta técnica tengan un poder adquisitivo alto que les permite proporcionarse caprichos para eventos especiales: como hicieron las actrices de Hollywood inicialmente en EEUU, cuna de esta técnica.

Comoaumentarsubusto336x280

Atrás pueden quedar las siliconas o los sujetadores con relleno, esta nueva moda proveniente de EEUU promete lucir un escote de vértigo de forma fácil y a contrarreloj, cual cenicienta la noche del gran baile, al igual que sirve de un gran método para mostrar a las mujeres que quieren practicarse una mamoplastia cómo quedarían más o menos sus pechos (siendo este fin el que verdaderamente promulgó el nacimiento de esta técnica).

Las opiniones existentes en torno a si este procedimiento afecta o no a la salud son diversas. La inyección consistiría en inyectar una cantidad de unos 200 cm³ de solución salina tras las glándulas mamarias; una sustancia de cloruro sódico (sal) aparentemente inofensiva ya que se utiliza también para otras prácticas sanitarias.

Las opiniones que rechazan este método orientan su crítica a que estas inyecciones puedan aplicarse por personas ajenas a los profesionales que deberían hacerlo, porque la solución esté caducada o ocntaminada, porque pueda absorberse desequilibradamente por el organismo creando también un desajuste de tamaño entre ambas mamas, porque se produce un proceso inflamatorio que puede generar daños celulares aumentando el riesgo de cáncer y porque cuando baja la hinchazón las mamas van a dolerle a la paciente.

Además, sectores científicos determinados se oponen a inyecciones mamarias de este tipo porque cualquier sustancia introducida en las mamas dificultaría la práctica y lectura de resonancias (igual que el diagnóstico a través de ellas) así como el riesgo de posible infección. Para ello recomiendan que las mujeres que no quieran someterse a una operación recurran a la lipotransferencia; pero han de tener suficiente tejido adiposo sobrante en otro lugar del cuerpo y no esperar resultados grandiosos debido a que esta técnica está diseñada para aumentos de pecho no muy importantes.

Leave a Reply