Elegir entre implantes de silicona o de suero salino

Los implantes de mamas son utilizados desde hace más de 60 años mediante esponjas, cartílagos, caucho, marfil, parafina, silicona… pero el escaso conocimiento y la utilización de estos materiales trajo consigo resultados desastrosos que terminaron en infecciones, inflamaciones, migraciones, endurecimientos que produjeron en muchos casos la necesidad de realizar mastectomías totales por lo dañino de estos materiales.

No es hasta los años 60 cuando surgen las prótesis propiamente dichas (de silicona  y de solución salina) y con ellas la polémica sobre sus contraindicaciones.

Comoaumentarsubusto336x280

Inicialmente se produjeron varios juicios por rotura de prótesis mamarias de silicona asociándose también este compuesto con el riesgo de padecer cáncer de mama y otras enfermedades que podían contraerse tras migrar la silicona líquida a otras zonas una vez se rompía la prótesis. Así se llegó a dejar de comercializar estos implantes con fines estéticos en muchos países durante un tiempo hasta que más de 10 años después apareció la silicona en gel para revolucionar la cirugía estética.

También salieron a la palestra unos implantes inflables, que estaban revestidos de silicona, que eran introducidos en los pechos plegados para rellenarse de solución salina o suero una vez dentro. Este último tipo suelen tener más desventajas que las anteriores como la deflación que hace aparecer arrugas visibles y aumentar el riesgo de rotura de la cubierta.

Hoy en día se usa comúnmente las prótesis de silicona en gel porque subsanan las desventajas de los implantes de solución salina, porque no tienen fecha de caducidad y porque otorgan un aspecto natural a la mama visual y táctilmente.

Las mujeres que llevan bastante tiempo con implantes de silicona en gel no han presentado problema alguno en su mayoría. Por ello, parece que este material ha superado la prueba del tiempo y es aconsejable su uso por encima del suero salino.

Leave a Reply