Hay relación entre mamoplastia y cáncer de mama?

Desde hace bastantes años se han implantado prótesis mamarias y aún no existe evidencia que correlacione esta práctica con el aumento de incidencia del cáncer de mama. Es más, la relación más estrecha actualmente es la reconstrucción mediante implantes de los pechos que ha habido que extirpar por culpa del cáncer.

Parece ser que el riesgo que tiene una mujer con implantes y otra sin ellos es estadísticamente el mismo. Sin embargo, estudios recientes han comunicado que podría relacionarse con algunos tumores no benignos como el linfoma; enfermedad de baja incidencia que también ha sido padecida por pacientes que se habían practicado una mamoplastia de aumento.

Comoaumentarsubusto336x280

Se ha visto que podría considerarse como diagnóstico de sospecha en pacientes que hayan padecido complicaciones postquirúrgicas tras realizarse una mamoplastia (seromas, bultos, contractura capsular…) de las que parece que tienen mayor incidencia las que poseen implantes de silicona que las que poseen implantes de suero salino; aunque siempre se habla de la posibilidad de un riesgo bastante bajo.

En relación al riesgo de cáncer, tanto la mujer con su pecho aumentado como cualquier otra debe de prestar especial atención a sus pechos mediante la palpación rutinaria que le permita darse de cuenta a tiempo de alguna anomalía en sus pechos.

En la palpación deberá valorarse la textura y consistencia de los senos. Las mujeres con implantes no deben de preocuparse porque el implante pueda alterar la palpación porque este se encuentra siempre bajo la glándula mamaria que es la que se debe explorar.

Un problema que diferencia a la mujeres que no aumentaron su pecho de las que sí son los resultados de las mamografías debido a que las prótesis las entorpecen y resulta más dificil detectar si existe realmente una alteración glandular precoz. Además, la compresión de los senos para la realización de esta práctica podría aumentar el riesgo de rotura de los implantes.

En contraposición, se ha visto de igual modo que las mujeres que se practicaron una mamoplastia suelen estar mucho más pendientes del cuidado de sus pechos que las que no lo hicieron; pudiendo aumentar la posibilidad de detección precoz de anomalías en estos casos.

Leave a Reply