Los pechos en el ideal de belleza

Las mamoplastias son un ejemplo más de la presión que sufren muchas mujeres por seguir un patrón de belleza estereotipado que les ha sido impuesto socialmente desde que nacieron.

Los intereses económicos en torno a la belleza femenina suponen para muchas mujeres cuantiosos quebraderos de cabeza para poderse parecer a las chicas de la tele o las revistas que tanto gustan a los hombres.

Comoaumentarsubusto336x280

Desde la elaboración de un maquillaje perfecto pero natural al mismo tiempo, la moda de temporada, tener un pelo cuidado y con peinados como las “it girls” hasta llegar a pasar por quirófano para aumentar las curvas y/o quitarse otras.

Muchas mujeres han llegado a poner en peligro su vida porque su estética les suponía tal problema psicológico que aunque no dispusieran del dinero querían modificar su cuerpo a toda costa. En ocasiones, el dinero que genera el mundo de la belleza puede resultar peligroso si se utiliza a las mujeres presionándolas para que hagan por gustar continuamente a los hombres o por mera competición entre ellas.

Todo este sistema parece haber dejado en un segundo plano la belleza natural que cada mujer posee de nacimiento. Una mujer bella es algo subjetivo que nada tiene que ver con las modelos que ni siquiera tienen un peso saludable y que la mayoría de ellas son fruto de artificios y photoshop.

Sin embargo, y a pesar de que la mayoría de los hombres prefieren a una mujer natural antes que una artificial, sigue la presión que tanto tortura a la mayoría de mujeres. Realizarse una operación estética puede no ser un problema si se ha querido solucionar un pequeño complejo pero comenzar con la senda de la cirugía estética se ha convertido en muchos de los casos en un primer paso de muchos retoques que pueden seguir con rinoplastias, liposucciones…

Es por esta razón por lo que el tan arraigado ideal de belleza puede ser un problema si no se sabe mirar con perspectiva los matices de belleza que siempre tienen las mujeres naturales. Un pelo bonito, unas piernas estilizadas, unos ojos penetrantes…son puntos fuertes que con su simple potenciación pueden resultar muy atractivos; porque una mujer bonita es una mujer diferente y natural.

Leave a Reply