¿Qué tipos de implantes de pecho hay?

Si has decidido hacerte una operación de aumento de pecho, debes saber que puedes elegir entre dos tipos de implantes distintos. Por un lado tienes los implantes salinos y por otro los de gel de silicona.

Las prótesis salinas son las menos tóxicas en caso de rotura, y tienen la ventaja de que la incisión que hay que hacer para introducirlas es menor, ya que el cirujano las introduce vacías en el pecho. Una vez dentro las llena por una válvula que sólo deja entrar líquido pero no salir. Si la prótesis se rompe, el mismo cuerpo absorbe el líquido que contiene, ya que este líquido es un suero salino.

Comoaumentarsubusto336x280

En el caso de los implantes de silicona, la incisión que hace el cirujano es mayor. Si el implante se rompe, la silicona no sale de “la bolsa”, que el cirujano crea para introducir la prótesis, por lo que no hay peligro para el organismo, aunque la silicona tiene que ser extraída.

Dentro de estos implantes hay dos tipos. Uno es el gel blando, que tiene la ventaja de que se adapta al movimiento del pecho, por lo que queda más natural. El otro es el gel cohesivo, el cual siempre mantiene la misma forma, aunque se presione el pecho.

¿Cuál es mejor? El que mejor se adapte a los resultados que quieres obtener, algo que tienes que hablar con el cirujano, el cual te explicará las ventajas y los inconvenientes de cada uno de ellos.

Leave a Reply